Qué podemos aprender de Silicon Valley? Qué debemos aprender?

La experiencia de visitar las empresas de Silicon Valley es impactante y emocionante. Silicon Valley es hoy lo que antes fue Atenas o Florencia. Aquí están hoy los talentos que están cambiando el mundo, como antes lo estuvieron en las ciudades mencionadas. Aquí están construyendo el futuro, genera adrenalina hablar con los protagonistas, aprender de ellos, ver cómo piensan.

Escribo estas lïneas con un atrevimiento entusiasta, ya que escribo en el aeropuerto de San Francisco después de unos días extraordinarios en una delegación empresaria organizada por la Fundación del Tucumán,  visitando las principales empresas de la región, y charlando con sus ingenieros y profesionales, tratando de aprender, de inspirarnos, de cargarnos de energía para volver a nuestra Tucumán con una fuerza instituyente que nos permita cambiarla, mejorarla, desarrollarla.

Y digo atrevimiento entusiasta porque pretendo sintetizar este experiencia que desborda y desafīa nuestros paradigmas, en 10 aprendizajes claves aprendidos en Silicon Valley. Ahí van:

 

1)    Necesito ayuda. No se supone que uno sepa todo. ‘Cometí un error un necesito ayuda’, o ‘no se como hacerlo, y necesito ayuda’ son términos normales en un empresa de las más grandes y exitosas del valle. No son signos de debilidad, sino de profesionalidad, al fin y al cabo, saber reconocer los límites de cada uno es lo que hace serios a los profesionales de cualquier campo.

2)    Fracasar rápido. La mayor parte de los emprendimientos fracasan, no es vergonzante esto para nadie, es más, es una posibilidad cierta para cualquier proyecto. Si el proyecto parte de malas hipótesis, o de premisas falsas, o no tiene buen encaje producto mercado, mejor que el fracaso sea rápido. Eso permite aprender, y comenzar con otro proyecto que pueda tener éxito. Los argentinos tenemos mucho que aprender, especialmente en este punto.

3)    Talento, no aspecto. Silicon Valley es absolutamente multiétnico, la gente se viste según su estilo, importa tu talento, no tu aspecto ni tu origen.

4)    Resultados, no horarios. Horarios de entrada y de salida? Casi no tienen importancia, los resultados sí.

5)    Qué hacer? Las empresas buscan gente talentosa, no para decirles qué deben hacer, sino para que le digan a la empresa qué crees que se debe hacer, que les propongan ideas y proyectos.

6)    20% para tu idea. Si tenes una idea que crees que puede ser buena para la compañía, podes destinar hasta el 20% de tu tiempo en el desarrollo de esta idea. ‘Adelante! Queremos tus ideas, las necesitamos, las apoyamos’ es el mensaje tácito.

7)    Qué sensación quiero que tengan  nuestros clientes?, que queremos que sientan? Cómo queremos que sea la experiencia? Asi se vende una idea internamente  en Apple. No desde lo técnico, ni desde el producto, sino desde la experiencia que tendrá el cliente.

8)    Si necesitamos de tu pasión te convocamos con desafíos que te motiven. ‘Importante empresa busca…’ no es como se busca atraer los talentos aquí, los mensajes se parecen más a ‘ayudanos a resolver el problema del agua en el mundo’, ‘ayúdanos a cambiar la vida a las personas que sufren tal enfermedad’, ‘transformamos la experiencia del trabajo’, etc. La maneja de atraer talentos es ofrecerles valor, desafíos, impactos que ayuden a cambiar el mundo, por que no? Cada empresa, esté donde esté, debería ayudar a hacer el mundo mejor… Si lo hace bien, y lo sabe comunicar, podrá atraer talentos que busca.

9)    El caos puede ser productivo. Parece que fuera la receta de algunas empresas, como Google y Facebook, su objetivo no es ser eficientes, sino revolucionar las cosas, crear valor para los clientes. El caos forma parte del dīa a dīa, no son empresas de procesos, sino creativas, y saben que el caos es parte del proceso creativo.

10) Las cosas pueden ser distintas. El status quo? Está para ser desafiado!! No se trata de mantener al mundo como está, tampoco de mantener las reglas actuales con las que funciona el mercado, el mundo es de los que los que desafían los límites y agregan nuevo valor a las personas. Google quiere desafiar a la muerte, Autodesk que se puedan imprimir hígados en 8 años. Están locos, por suerte.

 

 

Virgilio Raiden