Agosto llegará con unos $ 100 millones más para el comercio

Casi el 70% de los ingresos familiares va al consumo y hay poca capacidad de ahorro. Los comerciantes afirman que durante el mes pasado las ventas mejoraron hasta un 9%. El aguinaldo y las deudas.

¿Cuánto gasta un asalariado cuando sale del cajero después de ver el comprobante de su cuenta sueldo? Si no va a pagar deudas, seguramente saldrá al centro y, sólo en esparcimiento (una visita familiar al restaurante, más otros gastos menores y transporte), puede significarle una erogación promedio de $ 300. Y eso se observa más los viernes por la tarde noche o los sábados matutinos, según perciben los comerciantes del microcentro tucumano.

La propensión al consumo es cada vez más elevada. Hasta fines de año, por caso, el Gobierno volcará al circuito comercial no menos de $ 900 millones, que corresponde al costo anual de los incrementos salariales. Y los aumentos se sentirán a partir de agosto, cuando el Poder Ejecutivo vuelque unos $ 100 millones adicionales, reconoció a LA GACETA el ministro de Economía, Jorge Jiménez.

Como el funcionario, los expertos consultados coinciden en que el 70% de ese dinero va a consumo directo, mientras que el otro 30% se reparte entre el ahorro y el pago de deudas, aunque el aguinaldo sirvió para corregir algunos desfases financieros en la economía familiar. "Por lo menos hasta fines de octubre habrá un exacerbado consumo en todas las clases sociales. Y es la idea del Gobierno incentivar ese consumo lo más que se pueda para generar una sensación de bienestar en el mercado interno, donde están los votos", señaló el presidente del Centro de Estudios Económicos y Sociales del NOA, Daniel Abad.

La reactivación comercial seguirá siendo incipiente en la medida que los comercios promuevan los planes de compras con tarjeta de largo plazo y por el lanzamiento de ofertas de entre un 15% y un 30% por pago de contado, manifestó, por su parte, Raúl Fioretti, titular de la Cámara de Comerciantes del microcentro de esta ciudad.

El empresario remarcó que, de acuerdo con los estudios de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el último mes las ventas crecieron entre un 7% y un 9% en la comparación interanual, sólo si se toma en cuenta la cantidad de unidades vendidas. Sólo en julio, acotó Fioretti, el "efecto aguinaldo" no se sintió tanto en compra directa del público, sino en la regularización o en el pago de deudas existentes.

La base monetaria argentina ronda los $ 180.000 millones, de acuerdo con los informes del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Si se toma eso como parámetro, es posible que se llegue a que, del total de la masa monetaria del país, Tucumán representa el 5%, es decir que el circulante ronda los $ 9.000 millones, consideró Eduardo Robinson, economista jefe de la Fundación del Tucumán. Y esta suma incluye tanto el dinero en poder del público como algunas colocaciones bancarias (depósitos).

La amenaza inflacionaria

Al observar el comportamiento del consumo, Robinson consideró que, mientras más bajo es el nivel de remuneración del consumidor, mayor propensión al gasto tendrá su familia. "No hay márgenes para el ahorro en estos estratos sociales", puntualizó. Según el experto, esa capacidad de ahorro es casi difícil de que se incrementa porque, según los propios datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el asalariado privado tucumano tiene uno de los sueldos de bolsillo más bajo de la Argentina.

Por de pronto, los economistas consideraron que el consumo seguirá viento en popa, aunque en el marco del gasto familiar seguirá asomándose ese tiburón llamado inflación.